Moda vintage

Bienvenido a tu vintage store con artículos de moda vintage y accesorios retro

Relojes Casio vintage retro relojes para hombre relojes para mujer
Relojes Casio vintage retro relojes para hombre relojes para mujer
gafas de sol vintage gafas de sol de mujer gafas de sol retro
Gafas de sol estilo retro y vintage
Camisetas retro de futbol

¿Qué es la moda vintage?

La moda vintage consiste en combinar en el outfit prendas o complementos que fueron confeccionadas hace años con otros más contemporáneos.  La ropa vintage no tiene por qué ser necesariamente ropa usada o de segunda mano. En muchas ocasiones se trata de artículos y prendas nuevos que han estado almacenados durante años, restos de colecciones pasadas; y siempre piezas bien cuidadas.

Con el Street style vintage conseguiremos un look único y personal, ya que es muy difícil que más personas logren juntar la misma combinación de prendas y estilos que nosotros.

Ropa vintage es la confeccionada entre la década de los Locos Años 20 del siglo XX y final de los años 90. Básicamente es ropa que tiene más de 20 años. También se considera vintage ropa elaborada hace más de 10 años por un diseñador de prestigio ya fallecido; por ejemplo piezas de Versace.

La ropa anterior a 1920 podemos considerarla una antigüedad; y la producida hoy en día con diseños clásicos o de hace más de 20 años es ropa retro.

Lógicamente, no todos los bolsillos pueden permitirse un Versace en el armario o puede desembolsar un dinero para adquirir prendas y accesorios que suelen ser algo más caros que los productos contemporáneos, ni tiene en el desván un tesoro de sus padres o abuelos; por lo que en MiVintage.top consideramos el vintage y retro como sinónimos; ya que lo que nos atrae es el toque nostálgico y romántico que nos hace recordar nuestra infancia, juventud o simplemente nos gusta un determinado artículo y queremos lucirlo.

El estilo vintage,¿una novedad?

Al contrario de lo que podamos creer, el estilo vintage no es algo nuevo. Nació al finalizar la Primera Guerra Mundial. Europa y Norteamérica están asoladas o sumidas en una profunda y gran depresión económica. La penuria y la escasez abundan por doquier y la gente tiene que cubrir sus necesidades; así que se sigue utilizando todo aquello que, a pesar de tener algunos años, está en buen estado y es bonito.

Esta reutilización de elementos sigue durante décadas posteriores y llega hasta nuestros días, ya que, ¿quién no se ha puesto alguna prenda de algún familiar o conocido mayores? Todo el mundo lo ha hecho, en mayor o menor proporción.

Historia de la moda

Para comprender mejor la moda vintage, creo que es preciso que hagamos un pequeño viaje al pasado y recorramos los estilos y modas predominantes. Si algo ha marcado a la moda durante el siglo XX, ha sido que una tendencia ha mantenido su influencia a lo largo de una década aproximadamente.

Los Locos Años 20

En los años 20 estamos en el frenesí del Charlestón, la inicial crisis económica no puede constreñir ni sofocar un impulso vitalista y rebelde que surge de la destrucción y la muerte en las trincheras y frentes de la Primera Guerra Mundial.

Las damas usan vestidos y faldas con listones o hilos colgando a modo de flecos. Es la época del estilo Tomboy, se enmascara la silueta femenina con vestidos holgados y sueltos para permitir bailar con libertad; y los flecos realzan aún más el movimiento de las prendas. Los adornos de plumas, collares de perlas, tacones Mary Jane y las lentejuelas son la tendencia predominante.

Los caballeros usan trajes negros, normalmente con raya diplomática blanca.

La Gran Depresión, la moda en los años 30

Estamos en la época del Hollywood clásico, ese de blanco y negro donde Humphrey Bogart, Greta Garbo, Bette Davis, Joan Crawford, Katherine Hepburn, Marlene Dietrich, Ramón Novarro reinan y dictan tendencias exhalando glamour…la época de los sombreros fedora, del terciopelo y el satén.

Es un mundo oscuro debido a la Gran Depresión económica acaecida después del Crack de la Bolsa en Nueva York en 1929. Por ello, también se busca hacer más asequible la moda, con lo que se empiezan a usar los tejidos sintéticos como el nylon, la seda artificial o el poliester. Hay menos accesorios y el estilo se vuelve más sobrio.

Para las señoras, las faldas se alargan hasta los tobillos y se entallan, aparecen los primeros pantalones de mujer y el punto se extiende.

Sensualidad + glamour = Femme fatale

Los escotes se hacen mucho más pronunciados y las espaldas empiezan a desnudarse, al igual que los pies, ya que las sandalias y los zapatos de tacón con punta recortada se extienden. La sensualidad de la Femme Fatale desborda glamour en Hollywood. Es el momento de las transparencias, los tejidos vaporosos como las gasas. Las pieles de zorro, armiño y visón son el remate ideal, además de las plumas.

Las vanguardias sacuden y seducen a los diseñadores como Travis Banton, , Mainbocher, Maggi Rouff; el cubismo cautivó con sus geometrías y limpieza de líneas aCocó Chanel y a Madeleine Vionnet, quien introdujo el corte al bies para realzar la forma natural del cuerpo; Madame Grés sorprendió a todos con su retorno neoclásico y sus   vestidos de inspiración griega, con sus plisados y sin apenas costuras; Marcel Rochas, Lanvin, Schiaparelli, Lucien Lelong (Balmain, Dior y Guivenchy trabajaron para él) y Nina Richi fueron quienes marcaron época y tendencia.

En España Balenciaga y Antonio Castillo deben trasladarse a París a trabajar debido a la Guerra Civil Española.

Gansgter wear para ellos

Para los hombres la moda se volvió oscura, como la situación económica. Los cortes eran rectos y simples, para economizar tela; y los adornos y accesorios, escasos o inexistentes.

Los colores azules, grises, beige, marrones se impusieron. Los hombros se ensanchan con hombreras, la cintura se estrecha y eleva por encima del ombligo y el traje se ajusta. De esta forma, el corte en V se impone para cerrar las americanas, abrigos y mangas. La ropa masculina busca hacer más grande al hombre, más masculino, varonil, imponente. El Ganster Wear popularizado por el cine negro arrasa. Es el momento de los grandes galanes de Hollywood como Cary Grant, Gary Coope o Clark Gable.

Publicidad de moda masculina en los años 30

En un intento de enmascarar las miserias de la sociedad, la moda masculina pretende hacer asequible el smoking o tuxedo con el sistema ready to wear, se hace creciente el alquiler del smoking y este se populariza y su uso se extiende más allá de la etiqueta.

El calzado sigue confiando en los clásicos oxford toecap; sin embargo la novedad llega con los mocasines, los loafers y el calzado deportivo de los Converse, con su suela de caucho.

Los abrigos de piel o las cazadoras de aviador comienzan a popularizarse.

Otra Gran Guerra, todos al frente, la moda en los años 40

El mundo vuelve a estar en guerra, la Segunda Guerra Mundial sacude el globo, los hombres son llamados a filas y las mujeres deben sustituirles en las fábricas y el mundo laboral para que el esfuerzo bélico no sea en balde.

Por primera vez la mujer empieza a ser protagonista en la sociedad y en la moda. La silueta femenina se marca y realza, el maquillaje comienza a ganar terreno, los tocados rulos y tupés en el peinado se imponen. Christian Dior y su new look transforman la estética.

Para las mujeres las cinturas se marcan mucho gracias a chaquetas entalladas, los cinturones y faldas midi (por debajo de la rodilla) y largas de tubo, loa zapatos tipo salón, loa collares de perlas, las estolas de piel y el uso predominante de guantes y sombreros.

Los tocados daban distinción a una dama y se lucía a todas horas boinas, pamelas, tocados birdcage, etc.

Los colores beige, verdes, café de la estética militar se introducen junto al negro, el gris y el blanco. Las  faldas de cuadros tweed y estampados florales ditsy son también muy populares.

Las mujeres elaboran mucho sus peinados y se empieza a usar el tinte rubio para el cabella. El color rojo en labios y uñas atrapa la mirada.

El vintage está a la orden del día, para ahorrar telas y materiales para dedicarlos al esfuerzo bélico, vuelven a reutilizarse las prendas de la década anterior; y la que se confecciona es con menos tela; así que las hombreras y el corte en V en los hombres se elimina o estiliza con cortes más rectos. Las mujeres incluso dejan de usar medias, ya que el nylon y la seda sintética se usan para la confección de paracaídas y equipamiento militar. Los hombres dejan de usar chaleco, ya que se considera un despilfarro de tela.

Por fin la paz, inicio del consumismo; la moda en los años 50

La guerra ha quedado atrás, los hombres han dejado el frente y vuelven a sus trabajos, la mujer, mayoritariamente, al hogar. Hay que reconstruir Europa, el trabajo abunda, la economía crece y comienza un periodo de bonanza.

Todo esto tiene repercusión en la moda, los accesorios y el maquillaje en las damas ganan terreno, así los ojos se delinean y resaltan, además de los labios y manos.

Las mujeres se decantan por los vestidos ceñidos a la cintura, las faldas por debajo de la rodilla, los sujetadores armados y los zapatos de tacón.

Como ya dijimos, tienen  mucha importancia los accesorios como los tocados, guantes, collares de perlas y los sombreros.

También es el momento de vestidos camiseros, collares de perlas y vaqueros Capri; de los lunares, del estampado leopardo y el Vichy, del escote Peter Pan.

Se populariza el uso de gafas de sol de pasta y estilo piloto.

Marilyn Monroe, Marlon Brando, Elvis Presley…

Los diseñadores que dejaron huella en la moda en este momento son Pierre Cardin, Cristóbal Balenciaga, Coco Chanel y Givenchy.

Las estrellas del momento son Brigitte Bardot,  Marilyn Monroe y James Dean, Montgomery Cliff, Marlon Brando y Elvis Presley.

Acabada la carestía, vuelve a emplearse la tela de forma generosa en los trajes de caballero. La raya diplomática y cualquier tonalidad del gris eran lo más frecuente.

Pañuelos de seda, sombreros Homburg, Fedora, bombín y porkpie eran muy utilizados. En el calzado solían usarse zapatos Oxford y Brogue, al igual que mocasines. Los jóvenes se ponían zapatos de ante como alternativa al cuero.

Para un look más casual, los hombres empleaban camisas de manga corta, el estilo hawaiano es el más popular.

La moda masculina se hace más diversa, Elvis Presley y Marlon Brandon popularizan el uso de la ropa vaquera y el cuero.

También es el momento de los teddy boys quienes llevaban chaquetas largas (a veces con cuellos de terciopelo) que encargaban a sastres locales o compraban de segunda mano. Los chalecos, corbatines de lazo y pantalones con pinzas formaban el atuendo de una de las primeras tribus urbanas, que como los rockers y moteros empezaron a surgir por aquel entonces.

La moda en los años 60, mini, mini. Hippies, rock’n roll y lolitas

En los 60,  se buscó ocultar la feminidad y las curvas y parecer jovencitas. Estamos en el momento de las Lolitas, diseños y look infantil, colegialas, las Little girls y la sensualidad de mostrar mucho.

La diseñadora Mary Quant impuso la moda «mini», es decir, utilizar el mínimo trozo de tela posible acortando las prendas y mostrando más. La mentalidad conservadora de la época montó en cólera y tildo a esta nueva moda de inmoral fruto de una música satánica.

El mayo del 68 y la liberación juvenil

Estamos en la época de la liberación juvenil, de las manifestaciones estudiantiles y del mayo del 68; estamos en el momento del nacimiento del transgresor Pop Art de Andy Warhol, del Rock & Roll de The Beatles y los chicos malos, sus Satánicas Majestades;  The Rolling Stones.

La sociedad también vive con la psicosis de sufrir un ataque nuclear y la Guerra Fría se libra por todo el mundo. La carrera espacial hace volar la imaginación de los diseñadores y creadores; éstos sueñan con mundos fuera de nuestra galaxia, nace Stark Trek. Se introducen los plásticos en la moda, en tejidos y todo tipo de complementos, con lo que el plástico inunda todo.

Frente a las moda de las Lolitas tenemos la moda psicodélica, la experimentación con sustancias, con formas geométricas y colores. Aparecen los pantalones de campana o de pata de elefante como un medio más de continuar con la transgresión. El uso de los vaqueros se extiende aún más ya que también personifican el espíritu rebelde predominante.

El movimiento hippie inunda de flores y color la sociedad; y gracias a los festivales de música rock, como el famoso Festival de Woodstock, el discurso crítico de los hippies y su lema de haz el amor y no la guerra llegó a todo el mundo; incluida la moda. Así que después del pantalón de campana llegaron las camisas hindú, el pelo y barba largos, la ropa se vuelve holgada, relajada.

Como contraprestación a esta holgura, los trajes formales y vestidos se ajustan, es el momento de los Men in Black y sus trajes y corbatas negras, con chaquetas ajustadas y pantalones pitillos; y con sus camisas blancas inmaculadas.

La lycra, un tejido sintético y elástico desplaza al algodón, se busca la comodidad más que la belleza y nace así la moda unisex.

La mujer se libera y es independiente, la minifalda, más que una prenda, se convierte en una declaración de principios. Las botas altas, por encima de la rodilla o las medias estampadas refuerzan sus argumentos.

La moda en los eclécticos 70

La moda sigue la evolución de los años anteriores, pero es más extrema y extravagante. El poliéster y los colores vivos y chillones reinan; es el momento de seguir acortando faldas y pantalones y hacer botas altas. Los pantalones y faldas se ciñen al cuerpo y los zapatos de plataforma elevan el listón.

Con chandal y a lo loco

La ropa deportiva se pone de moda gracias a la repercusión de las olimpiadas de Munich en 1972 y de Montreal en 1976 con los culottes y chandals. Se llevan también mucho los suéters de cuello vuelto y cuello en V, las camisas de terciopelo a rayas, las túnicas, las chaquetas largas.

Tu eres el rey del glam

El exceso y la extravagancia que inspiran el glam hace que los hombres luzcan su pelo en el pecho, que los medallones y cadenas adquieran tamaños insólitamente grandes, aparecen los cuellos de mariposa, los pantalones apretados y con pata de elefante, las camisetas ajustadas, las bandas en la cabeza y las patillas gruesas.

La moda en los años 80, las tribus asaltan la ciudad

La moda se vuelve mucho más transgresora, en un mismo outfit se podían conjuntar elementos de distintos estilos. Es el momento de las tribus urbanas, cuando heavys, punkys, modes, góticos, rockers,… surgen con gran fuerza e imponen sus estilos.

Las grandes hombreras y el denim, el cardado en los peinados y laca, mucha laca; son lo predominante.

En los 90 llegarían los leggins, las camisas de franela del grunge, y los jerseys holgados.